Gestión de la domótica

El CONFORT no es un lujo, la SEGURIDAD es importante y la EFICIENCIA ENERGÉTICA es fundamental.

Gestión del Confort o Bienestar

Al igual que hoy en día no se concibe un coche sin elevalunas eléctrico, la domótica se está convirtiendo en un elemento básico o esencial en una casa. Algunos ejemplos de funciones relacionadas con la calidad de bienestar de los usuarios de una instalación domótica serían:

· Iluminación automática por presencia, con sensores de presencia colocados normalmente en zonas de paso.
· Regulación de la intensidad lumínica, para crear diferentes ambientes.
· Control remoto de la instalación, a través de pantallas fijas o móviles como tabletas o smartphones.
· Escenas, para dar diferentes ambientes según la actividad que hagas: ver cine, leer, fiesta o cuando te vas a dormir
· Programaciones horarias, por ejemplo para encender/apagar las luces exteriores a una determinada hora.
· Apagado general, para asegurarte del apagado de luces, persianas y climatización cuando te vas de casa para una ausencia corta o larga.
· Interruptores de noche, que encienden una serie de luces para por ejemplo ir a buscar agua a la cocina.

Gestión de la Eficiencia Energética

Mediante un uso correcto y/o automatizado de los dispositivos de una casa se consigue un ahorro espectacular en la factura energética de la vivienda.  Todo esto se consigue instalando por ejemplo:

· Iluminación automática por luminosidad.
· Control de potencia, desconectando las cargas eléctricas no prioritarias antes de llegar al consumo máximo, evitando así la desconexión de toda la instalación eléctrica.
· Climatización por zonas, permitiendo el control independiente de la temperatura de cada estancia.
· Temporizacion de dispositivos, consistente en encender y apagar automáticamente un equipo eléctrico durante un tiempo determinado.
· Apagado Centralizado.
· Climatización automática por presencia, mediante sensores de ventana que detectarán su apertura y se apagará la temperatura, evitando gastar inútilmente calefacción o refrigeración.
. Climatización natural gracias a determinados sensores que harán que las persianas suban o bajen automáticamente dependiendo si hay sol o no,  haciendo que la casa se mantenga fría en verano y caliente en invierno.
· Control de riego, mediante sensores de lluvia que apagan el programado de riego si llueve.

¡Sabías que, bajando 1ºC la temperatura del hogar puedes reducir tu factura entre un 5 y un 10% y evitar hasta 300 kg de emisiones de C02!

Gestión de la Seguridad

La seguridad es un factor muy importante en una vivienda y puede ser entendida como protección ante ataques malintencionados de personas o como alarmas técnicas: fugas de gas, agua, dióxido de carbono, etc.

Disponer de una simulación de presencia, un interruptor de encendido anti-pánico, sensores detectores de presencia, etc. son esenciales para posibles ataques malitencionados. Por otro lado disponer de sensores de detección de gas, agua, dióxido de carbono, etc. alertan ante posibles peligros de explosión, inundación, contaminación, etc. respectivamente.

Gestión de las Comunicaciones

Incluye funciones relacionadas con la gestión de las transmisiones y comunicaciones en el interior y en el exterior de la instalación domótica. Ejemplos:

· Monitorización de la instalación.
· Gestión remota de la vivienda.
· Sistema multimedia, incluye el control domótico de la Televisión, música, videoportero, etc.
· Telemedicina, genera llamadas y/o alertas médicas en caso de accidente o enfermedad, por ejemplo mediante un botón rojo situado estratégicamente.

¡Infórmese sin compromiso!

Si quiere recibir más información llámeme al 629637430 o escríbame a juanmanuel.simo@simotica.com